Mi voz

A aquellos a los que les gusta dar consejos sin que les hayan sido pedidos… les diré que sé que lo hacen con buena intención, aun así tengo una confesión:
Me frustra y me disgusta que me digan lo que tengo que hacer
Yo no me rijo por tengos que ni por debos de
Yo vivo una vida de Quieros
Sé que esto molesta y hace ruido a mucha gente que vive una vida de obligación y no una de profunda pasión.
No soy una rebelde sin causa, sino que encauzo mi energía vital para experimentar satisfacción y bienestar.
Me enfoco en escuchar mi propia voz y no dudo de la guía que me brinda la intuición.
Lo que para unos es ideal, para otros no es funcional
Cada quien es el experto de su vida.
Los errores no se equivocan, pues son lecciones para crecer.
Varias veces me han dicho el famoso: “Te lo dije”… pero yo te diré que aunque ya me lo dijeras, yo tenía que decírmelo a mi misma a través de aprender de la experiencia.
Esto no es un reclamo, es sólo una confesión.
No te aconsejo que dejes de aconsejar, haz lo que tu consideres siempre y cuando te de paz mental.
Con cariño

Mi voz

Por  Marisa Gallardo