El señor del misterio

Cuenta la leyenda que el señor del misterio es un viejo anciano que casi no habla, al menos no con palabras. Le apodan así, porque de él no se sabe nada. Se desconoce si es rico o pobre, se desconoce lo que conoce. Sin embargo; hay algo en su personalidad que causa curiosidad, no se sabe si tiene alguna opinión o si simplemente observa sin juicio y con atención.
Resulta un ser misterioso pues no se comporta como mortal, sino como alguien que cree en la eternidad.
Jamás se le ha visto ansioso, mucho menos temeroso. Él se muestra siempre sereno, parece un sabio de otro tiempo.
Dicen que una vez alguien le preguntó el motivo de su apodo. A lo que él respondió: “Supongo que un misterio es algo para lo que no se encuentra explicación y la gente no se explica porque yo no vivo en preocupación.
No puedo vivir agobiado porque no rebusco en el pasado, no puedo vivir impaciente cuando soy consciente de que únicamente existe el presente”.
Parece que para el señor del misterio no es un misterio el comportamiento de los demás. Él sabe que el miedo limita y por eso elige la paz. En lugar de pelearse opta por adaptarse para no estancarse. De todo saca provecho y se fortalece con sus talentos. Por eso que más que un misterio, es un hombre de profundo conocimiento.

Por Marisa Gallardo

Maga

Anuncios