La importancia de ser importante

La importancia de ser importante te importa tanto que te dejas de importar, y no te importa que lo que de verdad es importante es la importancia que tu te das.

No puedes ser importante si únicamente te importa hacer para lograr. Lejos de ser importante te conviertes en alguien impotente, pues le das importancia a lo que otros piensen y con ello los vuelves importantes.

Convertirte en alguien importante que únicamente da valor a su existencia por el hecho de importar es dejar de ver la importancia que tienes por el sencillo hecho de estar.

No es importante si te importa lo que yo pienso de la necesidad de tu importancia. Lo único que me parece importante recordarte es que no te deje de importar lo más importante que hay: “vivir para disfrutar y evolucionar”.

Con cariño

Marisa Gallardo

Anuncios