Codependencia o conveniencia

La codependencia surge de la impotencia, de sentirse incapaz y sin paz.

Tiene sus raíces más profundas en la necesidad, en creer que es indispensable un bastón o una andadera para poder avanzar.

Es una adicción a una droga, a una relación o también a una emoción.

La codependencia es la búsqueda desesperada de amor que nace del desamor.

Cuando la codependencia se manifiesta en las relaciones, la persona que la padece busca ser visto sin verse. Busca que el otro le entregue una caja con todo lo que no obtuvo  desde la infancia.

La codependencia es una especie de conveniencia cuando la persona con tal de no verse sola prefiere diluirse en el otro, ya sea complaciendo o adoleciendo.

La realidad es que la persona se percibe así misma como incompleta, le faltan pedazos de su gran rompecabezas y eso la lleva a soportar lo que sea, con tal de borrar de su cabeza  el sentimiento de insuficiencia.

La conveniencia se presenta como algo más bien inconsciente que disfraza la carencia de amor, pero nadie puede llenar un vació que sólo existe en la mente de quien lo creó.

Depender de otros es pender de un hilo muy delgado a punto de reventar. Salir de ahí requiere encontrar el amor primero en uno mismo y luego en los demás.

Por Marisa Gallardo

 

 

Anuncios