Día de magia

La magia se hace presente. Lo percibo en las luces y colores que iluminan el ambiente.

Siento el anhelo flotar y la esperanza se transforma en una especie de aroma que huele a posibilidad.

Inmersa en este escenario de cuento de hadas, me parece que cualquier cosa que pida en este momento se puede convertir en realidad…

Y entonces como por arte de magia veo salir de mi boca letras con alas que vuelan hasta formar peticiones o no sé si más bien llamarlas poderosas intenciones:

-Salud mental que se convierta en bienestar físico y espiritual.

-Confianza que se torne en certeza para que las dudas desaparezcan.

-Prosperidad para que exista progreso.

-Empatía para desterrar la apatía.

-Paz que genere paciencia capaz de eliminar la angustia y la prisa interna.

-Compasión para sacudir la indiferencia.

-Humildad para encontrar la grandeza.

-Los ojos de la inocencia para poner fin a la ceguera mental.

-Amor para borrar el temor y conexión con la luz que brilla en nuestro interior.

“Gracias por la magia.”

Con cariño para ti querido lector.

Por Marisa Gallardo

 

Anuncios