La receta

Hola,

¡Qué alegría saludarte! Al igual que cada semana, llego puntual a mi cita con las letras. Me han estado esperando, las siento bailar en mi cabeza, formando coreografías que se convierten en palabras y oraciones completas.

La receta es la primera palabra que aparece en el escenario de mi conciencia, lleva puesto un tutú rosa y una corona de princesa. Viene a recordarme que la semana pasada alguien me preguntó: ¿Cuál es la receta para vivir a conciencia y en expansión?

Siendo honesta, la pregunta me sorprendió. Primero porque la conciencia no es exactamente un pastel y segundo porque creo que aunque si existen ingredientes fundamentales, no hay una sola manera de hacer las cosas, sino tantas como personas en la tierra.

Me atrevería a decir que algunos de los ingredientes básicos son:

  • Conectar con la presencia para vivir en el hoy
  • Escuchar la voz de tu intuición
  • Responder en lugar de reaccionar
  • Entender que el amor es la verdad y que todo lo que no es amor viene de tu falso yo, de un espejismo creado por la escasez mental.
  • Usar el lenguaje a tu favor, pues creas con el dialogo.
  • Saber que recibes aquello que das.
  • Reconocer que tus creencias son tus pertenencias.
  • Ser consciente de que si presionas-retrocedes y si sueltas- te mueves.
  • Recordar que nada es contra ti, sino para ti.

La lista puede aumentar y al igual que la receta de un pastel, puedes escribirla y tener en la despensa y refrigerador todos los ingredientes: harina, mantequilla, huevos, azúcar, etc. Pero al final del día, es tu decisión moverte al acción, pues no por tener la receta significa que habrá pastel.

Expandir la conciencia tiene que ver con experimentar, con hacer que estos ingredientes se integren a tu rutina para crear una ruta que se traduzca en un cambio en lo que tu percibes como realidad.

“El modo de hacerse” es muy personal, requiere de tu esencia y tu creatividad.

Por Marisa Gallardo

Anuncios