Dulce Septiembre

Bienvenido a casa ¡Qué alegría que estés de vuelta!

Septiembre te espera con ilusión, como si se tratara de un hoja en blanco lista para ser escrita, así que olvídate del síndrome pos vacacional, después de todo no es más que un invento de nuestros días y lo cierto es que septiembre tiene su encanto.

Septiembre invita a planear, a organizar y a iniciar. Es el momento idóneo para sacudir lo que no te funciona, retomar aquello que te apasiona y reinventarte como persona.

En realidad y sin menospreciar al mes de enero, septiembre es en muchos aspectos el verdadero inicio de año. ¿Cuántas veces no has dicho… ya en septiembre hago, voy, busco o comienzo?

Septiembre suele ser el mes en el que planeas la rutina a seguir durante el resto del año y ojo rutina no tiene necesariamente nada que ver con lo aburrido, pues la rutina es lo que te da ruta, es decir, camino para llegar a donde quieres ir. El hecho de que tu rutina sea divertida o aburrida dependerá 100 por ciento de tu actitud, pero sobre todo de si aquello que haces en tu día a día lo haces por cumplir o porque te hace sentir vivo y te inspira a seguir.

Te invito a que comiences este mes con una sonrisa y mucho entusiasmo. No temas a las responsabilidades, pues con ellas desarrollas tus habilidades y abres la puerta a nuevas oportunidades.

“Ponte en movimiento para decidir a dónde quieres ir y elige la ruta que te aporte más conexión con aquello que te hace sentir ilusión”

Por Marisa Gallardo

Anuncios